Por supuesto que" es posible hacerlo. La profesión inmobiliaria es una de las pocas que, bien manejada," puede ser muy rentable hasta en los peores momentos económicos del país.

¡Es posible vender inmuebles en tiempos de crisis!

Eso sí, el profesional inmobiliario debe estar abierto a las innovaciones, debe ser creativo y perderle el miedo a los cambios; pues nunca ha sido un negocio sencillo, pero digamos que ahora es mucho más duro.

Debes convertirte en un estudioso del mercado

Hay que trabajar con un plan de marketing perfectamente definido, y para ello es necesario que hayas estudiado el mercado de pies a cabeza y de cabeza a pies; porque sólo conociendo las fortalezas y las debilidades de cada sector podrás enfocarte justo en el mercado que está dando frutos.

Debes conocer cuáles son los tipos de inmuebles más vendidos o alquilado en los últimos meses, en cual rango de precio se cerraron; en cual sector, ciudad o urbanización y quienes lo han comprado" (profesión, edades).

Es un estudio profundo, nada sencillo que requiere de tiempo, estrategia y dedicación pero que será muy útil para conocer cuál será el público objetivo y trabajar en base a él.

La tecnología "tiene que ser tu aliado

Estamos en el siglo XXI y sorprende escuchar corredores que se niegan a utilizar redes sociales, portales inmobiliarios y hasta celulares inteligentes.

La inmediatez de la información es una necesidad y una realidad en estos tiempos por lo que usar las redes sociales es la mejor herramienta GRATUITA para promocionarte como profesional mostrar tu cartera de inmuebles y negocios logrados, no te cierres por tu edad, son muy intuitivas y siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte a iniciarte.

Lo mismo ocurre con los portales y periódicos, la información debe correr y llegar a la mayor cantidad de personas. Publica en la mayor cantidad de medios posibles.

El precio del inmueble juega un papel crucial

En tiempos de crisis generalizada lo conveniente es que el inmueble tenga el precio adecuado, por lo que debes convencer al propietario de fijar un precio real al inmueble.

No se trata de venderlos por debajo de su valor, nos referimos ubicarnos en la situación real del país donde se encuentra el inmueble ubicado.

El precio juega una parte importante "al momento de evaluar "una compra, pero no siempre llega a ser un factor definitivo, los clientes evalúanla ubicación, el mantenimiento del inmueble, y el precio.

Puedes atraer a algunos interesados exclusivamente con el precio, pero el problema con esto es que ellos mismos te abandonarán cuando encuentren un precio más bajo porque sería lo único que les interesaría.

Entendemos que cada propietario le da un valor especial a su inmueble pero hay un precio mercado que es el que realmente lo define y si las propiedades no se venden, el mercado te está hablando por sí sólo.

Abre las puertas a nuevos modelos de negocios

Aquí volvemos al primer punto, donde sugerimos ser un conocedor del mercado, tal vez en condiciones normales te dedicabas a la venta de viviendas principales únicamente; pero sólo conociendo el comportamiento actual del mercado, sabrás si debes aprender a comercializar alquileres, inmuebles vacacionales o locales comerciales . Debes estar abierto a salir de tu zona de confort para enfrentarte a nuevos retos, nuevo publico y nuevas formas de negociación.

Es muy importante adaptarte al nuevo ambiente y blindarte con preparación y conocimiento de nuevos mercados. En momentos de crisis la mejor inversión es el conocimiento, recuerda que las crisis no llegan para quedarse pero sí para enseñarnos a ser más fuertes y más creativos.