Comprar y vender una casa es un proceso con muchas facetas. Una muy atractiva y creativa es la de saber utilizar bien la fotografía.

Usar imágenes sugerentes y bonitas de la vivienda, motivos atrayentes es esencial para atraer visitas a los inmuebles que ofreces. Se trata llamar la atención de posibles clientes, lo cual no es poco trabajo en un mundo lleno de urgencias y de cosas que intentan llamar nuestra atención y nos saturan.

Las fotografías deben ser atractivas y tener el acierto de destacarse lo suficiente y hacerse visibles. Por ejemplo las piscinas – como la de la casa de la portada – son atractivas, refrescantes, contrastan colores, y son un imán para los ojos en el calor del verano.

Pero no solo eso, luego no deben desmerecer al verse mejor y más atentamente. Pero en esta fase la fotografía hace más cosas, debe motivar los sentidos del cliente, inspirarle. Debe hacérsele evidente lo agradable que puede ser vivir en aquel lugar.

Hay casas y pisos de lujo, en entornos muy atractivos, con piscinas y terrazas, con los cuales es más fácil conseguir este efecto de inspiración, y que el visitante conecte con la vivienda y la considere en serio. Pero esto debe conseguirse con todo tipo de viviendas. Sea una villa, un condo, o un pequeño apartamento, con un buen trabajo fotográfico puedes conseguir que el visitante pueda imaginarse como en su propia casa.

Veamos algunos ejemplos y técnicas que debemos intentar seguir siempre que tengamos la oportunidad.

La vivienda debe estar impecable, que el comprador pueda imaginarse como en su propia casa. Es decir, el inmueble debe verse limpio, ordenado, sin demasiados objetos decorativos y personales en las estanterías, sin los retratos de familia. Es muy importante despersonalizar cada uno de los espacios a fotografiar, para que luego tu cliente no tenga impedimentos para imaginarse allí.

Otro ejemplo puede ser esta terraza. Tiene excelentes vistas y es un espacio con diversas posibilidades, pide que el cliente se lo haga suyo:"¿Una terraza para las cenas de verano? ¿Un espacio para los niños?

En las fotografías de tus inmuebles, cada detalle cuenta y es relevante. Y como profesional debes saberidentificar cuáles son los puntos fuertes de la vivienda, el espacio, un comedor luminoso y amplio, muy agradable en invierno, o los acabados… Esto debes tener la habilidad de reflejarlo en tus fotografías y transmitirlo al visitante.

"

Una salita-comedor con luz y exteriores como estos es un lujo.

Este baño de combina colores y elementos, y la fotografía no desmerecería en una revista de diseño, llama la atención.

O usando otro punto de atención para el mismo piso, ¿quién no encontraría su propio rincón en esta terraza?

Las fotografías inmobiliarias no son solo para mostrar, deben inspirar para serte útiles y vender.