La antorcha, el mayor símbolo olímpico, desembarcó en Río de Janeiro hoy, a dos días de la ceremonia inaugural de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica, y fue recibida por el alcalde Eduardo Paes, que no ocultó su emoción por un momento "muy especial" para esta ciudad brasileña.

Se trata de la etapa final de un recorrido por 324 ciudades brasileñas que comenzó hace tres meses en Brasilia, a donde llegó en avión procedente de Olimpia (Grecia).

La antorcha literalmente desembarcó en Río debido a que el alcalde la recibió de manos del regatista Torben Grael, uno de los mayores medallistas olímpicos de Brasil, quien la transportó en un velero que atravesó la Bahía de Guanabara procedente de Niteroi.

Hasta el viernes la llama olímpica pasará por 27 barrios y diferentes sitios turísticos de la ciudad, incluyendo el Cristo del Corcovado, el morro del Pan de Azúcar, la Ciudad del Samba, el Sambódromo y el Teatro Municipal.

En Río de Janeiro la antorcha también surfará en una playa en las manos del surfista Rico de Souza.

Entre los conductores de la antorcha en la ciudad sede destacan conocidos deportistas brasileños como los exfutbolistas Jairzinho, Zagallo y Tulio, el caballero Rodrigo Pessoa y la jugadora de voleibol playa Sandra Pires."