La ubicación del negocio y las características del espacio en el que se instale, sea local comercial, oficina o galpon , pueden jugar un papel determinante en la posición competitiva y las posibilidades de éxito de muchos negocios.

En este artículo se analizan los factores que debes considerar al elegir la ubicación de tu negocio y aquellos trámites jurídicos relacionados

  • ¿Qué debo valorar al elegir mi ubicación?
  • ¿Alquiler o compra?

¿Qué debo valorar al elegir mi ubicación?

Muchos comerciantes no otorgan a la elección de su ubicación la importancia que merece. La falta de tiempo y recursos les impide profundizar lo suficiente y desgraciadamente en muchos casos, el tiempo demuestra que la elección no era la más adecuada.

Son demasiados los comerciantes que asustados por el precio de los alquileres en las calles principales, optan por locales en calles poco transitadas, lo que les aboca a una dura supervivencia en el mejor de los casos. Debes valorar si prefieres apostar por el local adecuado para el éxito y cerrar a los 6 meses si el negocio no ha funcionado, o elegir un local que no te ahogue pero que tampoco te permita alcanzar tus objetivos comerciales y de ingresos.

Debes valorar si la ubicación elegida te va a ayudar a maximizar tus beneficios. Para cada posible ubicación que consideres, reflexiona sobre las siguientes cuestiones:

Proximidad, atractivo y facilidad para los clientes.

Estos aspectos influyen en tu capacidad de atraer clientela así que debes analizar en que zona de tu ciudad te conviene ubicarte y si te compensa una calle o zona de mucho tránsito de personas o vehículos y un local muy atractivo. Debes valorar también la facilidad de acceso y estacionamiento que tiene el cliente para llegar hasta tu ubicación y la evolución esperada de la zona elegida.

Presencia de la competencia.

En principio interesa que no haya ningún competidor en el área de influencia pero en ocasiones, la suma de competidores beneficia a todos ya que así se conforma un polo de atracción para clientes de toda la ciudad, como ocurre con la concentración de zapaterías en la zona céntrica" o con los establecimientos de alimentación y artículos para el hogar cercanos a mercados e hipermercados.

Proximidad a los proveedores.

Puede ayudar a reducir los costes de transporte. A veces también influye la facilidad para conseguir determinados suministros: electricidad, agua, internet, teléfono. O los horarios y zonas de carga y descarga.

Características del espacio elegido.

Comprueba que el espacio cumple la normativa legal y las medidas necesarias de seguridad, que permite un correcto desarrollo de tu actividad, que tiene buenos accesos y está bien comunicado. Y no olvides valorar en detalle las reformas que necesitas hacer, los costes de instalación y la posibilidad de ampliar el espacio en el futuro.

Factores legales e institucionales

Guardan relación con la regulación específica de determinadas actividades.

¿Alquiler o compra?

Lo normal es empezar alquilando debido a las limitaciones financieras de la gran mayoría de los emprendedores. Ello permite además comprobar la viabilidad del negocio antes de optar por la compra. La decisión de compra puede venir una vez que el negocio esté asentado o por motivos especulativos ante una buena oportunidad inmobiliaria.

"