Las siguientes recomendaciones deben ser aplicadas en todas las orientaciones para que se mantenga el equilibrio de tu energía vital:

El orden es fundamental en el hogar. Permite que el Chi fluya en libertad conservando tu casa en equilibrio y tu cuerpo en perfecto estado.

La limpieza es otro factor determinante para atraer la energía y conservarla en equilibrio. Vivir rodeado de polvo estanca el Chi, por lo que puedes presentar cuadros alérgicos, infecciosos, pereza y hasta depresión.

El friso en paredes y columnas deben estar en perfecto estado. Repara las filtraciones, porque afectarán tu salud en los aspectos energético y físico.

En todas las coordenadas la pintura debe estar bien distribuida y en buen estado. No puede estar escarchada o levantada. Debes corregirlo de inmediato si no quieres alterar tu Chi.

Las bombillas quemadas o quebradas atraen una energía muy mala que puede afectarte. Esto se verá reflejado en malestares anímicos o de salud.

Las plantas son seres vivos que requieren muchas atenciones; consagran tu prosperidad, limpian el oxígeno, te ayudan a mantenerte relajado y activan el elemento madera. Úsalas en las coordenadas correspondientes a este elemento. Tienen que verse frondosas y con buen color.