Afirman que tope de 350 mil bolívares que prestan las instituciones financieras es insuficiente.
En el documento que la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV) envió a las autoridades del Órgano Superior de la Economía, a petición del ministro de Vivienda, Ricardo Molina, destacan la necesidad de aumentar el tope para los créditos hipotecarios.
Aquiles Martini, presidente de la Cámara Inmobiliaria, explicó a Últimas Noticias que para incrementar la oferta de viviendas y que las personas tengan opciones de adquirir inmuebles en el mercado secundario (casas usadas), es necesario revisar la política de financiamientos bancarios.
"Creemos que el tope de 350 mil bolívares que dan los bancos por Fondo de Ahorro Obligatorio de Vivienda (Faov), como préstamo para comprar casas de segunda mano, es insuficiente porque los costos de los inmuebles están muy por encima de ese tope".
Dijo que con este préstamo no es posible que mayor cantidad de personas accedan a un crédito ni para casas usadas ni para las nuevas (del mercado primario).
Martini justificó que los propietarios suban los precios de las viviendas usadas, pues "se protegen de la inflación y protegen el valor de su patrimonio", por lo que resumió que otra causa que se debe atacar para sincerar los precios de las viviendas usadas es bajar la inflación. "Todo sube y la gente se protege de la inflación".
En el documento que envió la Cámara Inmobiliaria al ministro Ricardo Molina destacan que se debe impulsar la construcción de viviendas nuevas, pues al haber mayor oferta en el mercado primario "se disminuye la presión de los precios en los inmuebles del mercado secundario".
fuente: entornointeligente
fecha: diciembre 2013