• "
  • "
  • "

Familias latinoamericanas pagan millones por tener un segundo hogar en la Gran Manzana

“En los últimos tres años el mercado inmobiliario de Nueva York se ha convertido en un imán para los latinoamericanos y, en especial, los venezolanos, atraídos "por la estabilidad del mercado y por las garantías de una positiva y más rápida valorización de su inversión estimada en 40% anual”, informó la firma MAG en una nota de prensa.

En 2015 la venta de inmuebles en esta ciudad tuvo un crecimiento de 17%, muy por encima al registrado en el estado de Florida- tradicional mercado de entrada a la inversión de latinos- y en otras ciudades como San Francisco, Washington DC, Houston, Atlanta, entre otras, afirma María Virginia Velázquez, directora ejecutiva y fundadora de MVNY Property Management. "Familias venezolanas, colombianas, argentinas, brasileñas y mexicanas se encuentran entre los principales inversionistas latinoamericanos, y están llegando a New York con más frecuencia que en épocas pasadas.

La “Gran Manzana” es una plaza donde la inversión mínima se calcula en US$ 500.000 y la máxima en hasta US$ 105 millones." Si bien la predilección de los inversionistas latinos se dirige hacia la compra de nuevos desarrollos, también hay un alto porcentaje, estimado en 30%, que busca inmuebles en reventa; algunos para destinarlos como vivienda primaria y otros como segundo hogar por motivos de trabajo, educación o seguridad. Dentro del abanico de inversores, explica la"broker"colombiana, se encuentran las familias que envían a sus hijos a estudiar en Manhattan invirtiendo una cifra entre US$ 900.000 a US$ 2.500.000, donde el objetivo es lograr una buena inversión y apostarle a la valorización a futuro mientras los hijos hacen uso del inmueble y estudian. En otro escenario, solo se busca un segundo hogar estimando una inversión mucho más amplia entre US$1.800.000 hasta US$7.000.000 en inmuebles más exclusivos y de más alta valorización.